28 marzo 2007

Por qué los ecologistas estamos en contra de las Corridas de Toros



Las corridas de toros son crueles, violentas y suponen el maltrato público y espectacularizado de la muerte y tortura de un mamífero. Quien niegue esto es que no tiene ojos en la cara o es un redomado mentiroso. Esto no tiene discusión, sino a riesgo de poner en peligro nuestra salud mental. Por tanto, el problema no reside ahí, sino en el hecho de que esta violencia y maltrato está legitimado éticamente.
A favor de la legitimación de las corridas de toros, se suelen usar cuatro argumentos y un contra-argumento:

(i) Argumento estético o artístico: La corridas son una obra de arte que genera belleza.

(ii) Argumento de la tradición o nacionalista: Las corridas de toros son una seña de identidad española y forma parte de nuestra tradición, que hay que respetar.

(iii) Antropocéntrico duro o excluyente: la especie humana es el centro de todo y debe tener, para su uso libre, al resto de la naturaleza. Y, al igual que nadie reivindica los derechos del mármol, del acero o de la arcilla, ante la obra escultórica, no tiene sentido reclamar nada ante el sufrimiento y la muerte del toro a manos del artista, que es el torero. Existe un abismo ontológico entre la especie humana y las restantes especies animales, de tal modo que conceptos como “sufrimiento”, ”maltrato”, “tortura” o “derechos sólo son aplicables a los seres humanos y nunca a los animales, cometiendo una falacia categorial.

(iv) Argumento ecológico o conservacionista: si no fuera por la tauromaquia, la raza del “toro bravo” y el ecosistema de la dehesa habrían desaparecido.

(v) Contra argumento de reductio ab absurdum: No se trata de un argumento positivo que demuestre la legitimidad de la tauromaquia, sino que trata de desmontar la legitimidad de los argumentos contrarios a las corridas, mostrando que conducen a la contradicción o al absurdo. Se trata de mostrar que proteger a los toros lleva a proteger también a las moscas, las cucarachas o las bacterias del intestino (lo que hemos llamado la falacia de la transitividad de los derechos), o que existen casos de maltrato peores que las corridas, como las granjas de cerdos.

Los argumentos (i y ii) son inadmisibles en una sociedad moderna, pluralista y democrática. Nadie, en ninguna otra situación, puede admitir que el placer estético o la tradición son fuentes de legitimación de acciones que dañan gravemente a otro, aunque este otro sea un animal. Sólo un sádico (imperativo del placer) o un nacionalista xenófobo (tradición) puede admitir tal legitimación. Pero ambos están fuera de la universalidad del la ética y del derecho moderno. ¿Por qué admitirlo, entonces, sólo para los toros? Y no vale argumentar que la tauromaquia tiene un pozo cultural enorme (eso que se cita de los poetas, pintores, músicos…), porque también tiene un poso cultural enorme la guerra desde el Peloponeso, y nadie reivindica la promoción de la guerra con fines culturales o artísticos. Ni la tradición ni el arte son, pues, fuentes de legitimación moral exclusivas o principales.

El cuarto argumento (iv) es de naturaleza complementaria y, ad hoc, usado más como apoyo a los otros argumentos, que como un argumento en sí. Sólo sería discutible si la tauromaquia fuera la única estrategia posible de conservación del toro o de la dehesa, cosas ambas que son abiertamente falsas. Es mentira que las dehesas usadas por las ganaderías de toros bravos estén ecológicamente bien conservadas. Los toros bravos no son una especie, a los sumo una raza, y pueden conservarse como otras muchas razas y especies, sin necesidad de maltratarlas. Igualmente ocurre con la dehesa, pues existen muchos espacios naturales protegidos sin toros bravos. La biodiversidad no depende de la tauromaquia, sino de políticas sostenibles efectivas.

El contra argumento de reductio ab absurdum ignora que la protección frente al maltrato se realiza en base a las cualidades del animal y que, por tanto, no vale aplicar la misma protección (derechos) a un toro que a una mosca, porque toro y mosca tienen condiciones y cualidades distintas. En todo caso, hay que evitar el sufrimiento lo máximo posible, y no parece que este sea el fin de la tauromaquia. Finalmente, es bien cierto que existen otras muchas formas de crueldad con los animales, más allá de las corridas de toros. Pero somos los ecologistas y los animalistas los que denunciamos y luchamos contra esas otras formas de maltrato.

Por último, nos queda el único argumento (v) consistente, que es el argumento antropocéntrico. El único que, de admitirse, daría legitimidad a los argumentos estético o tradicionalista (i y ii). Pero ese argumento es radicalmente contrario a la ciencia (la teoría de la evolución , la fisiología, la etología, las neurociencias, la genética), que nos demuestran que somos parte de un continuo biológico y evolutivo, y que, por tanto, no existe ningún abismo ontológico entre la especie humana y las restantes especies. Y es fundamentalmente contrario a la conciencia y a la ética ambiental y ecologista. Si consideramos que la naturaleza, toda, incluidos los animales, está ahí como cosa disponible, para que hagamos con ella lo que nuestro capricho quiera, entonces estamos asentados sobre la base ideológica que ha conducido a la crisis ecológica del planeta. No se puede ser ecologista y pensar que existe un abismo insuperable entre animalidad y humanidad. No se puede ser ecologista e y no reconocer la fraternidad entre humanos y el resto de la comunidad biótica. La mayor sensibilidad ante el sufrimiento o el maltrato de los animales es un ecoindicador del grado de sensibilidad y de conciencia, ante los gravísimos problemas ecológicos existentes en los momentos presentes.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

Estimado Paco, un articulo fenomenal y que apoyo palabra por palabra. Enhorabuena.Nuestra voz se une junto a la tuya y seguro que conseguiremos erradicar esta práctica absurda, violenta e inhumana.

Pedro Pozas Terrados
Director Ejecutivo
Proyecto Gran Simio

Anónimo dijo...

Un cheque en blanco puede ser la solución a este problema:

http://www.chequeenblanco.com

El PSOE se la juega.

Moderador dijo...

Es muy constructivo contar con una argumentación tan clara de algo que no debería estar en debate, pero que de hecho lo está, ya que hay quien argumenta que las corridas de toros son pro-ecología.

Gracias por estas palabras y gracias por todo lo que hacéis para acabar con esta vergüenza.

Leonardo Anselmi Raffaeli
P l a t a f o r m a S O S

LuisGilperez dijo...

Muy bien argumentado, pero no des ni un palmo de cuerda: el ganado llamado bravo desde luego que no constituye ninguna especie, pero tampoco es una raza.Aquí tienes datos al respecto:
http://www.asanda.org/index.php?module=ContentExpress&func=display&ceid=25

ermele dijo...

creo que cuando haces la crítica a los puntos 1 y 2 cometes el error del agravio comparativo. No puedes comparar la guerra del peloponeso con la tauromaquia, si más adelante estás criticando la reducción al absurdo.

Que conste que estoy en contra del sufrimiento de este animal, pero yo no soy partidario de prohibirlo, sino de educar para que la gente tenga más sensibilidad con los animales.

Y si nos ponemos a comparar animales primero habrá que salvar al cerdo de las granjas de explotación intensiva, que parece que como los toros tienen más publicidad nos dedicamos sólo a estos.

Un abrazo muy fuerte

Pelu dijo...

Que buen articulo!, me encanta que se escriba de esto de forma directa y fundamentada!
desde chile apoyamos la erradicacion de estos actos inhumanos!...en nuestro caso, algo similar es el rodeo!, que según dicen los insensibles es el "deporte Nacional"....Una tontera de las grandes!....

un abrazo desde un blog animalista!

www.porunacausa.blogspot.com

Anónimo dijo...

Desde Perú te enviamos un saludo y saludamos también tu artículo.
En Perú las corridas de toro están liberadas de impuestos porque son consideradas "Espectáculos Culturales" por el Instituto Nacional de Cultura y por Ley aprobado por nuestro Congreso de la República.
Hemos luchado porque no sea considerado espectáculo cultural por muchos años y es una lucha que se debe dar dentro del Congreso pero se mueven muchos intereses económicos de los que promocionan dichos espectáculos.
Anita Ortíz L.
Partido Verde del Perú
www.verdes.org.pe

Maria Eguiluz dijo...

Para el Paco y el partido Verde de España mis felicitaciones por estar siempre luchando contra esta costumbre sangrienta. Para Anita Ortiz, del partido verde de Peru: yo soy peruana tambien y hace algunos años, junto con otras entidades de proteccion animal luchamos contra esta tradición sangrienta, pero jamas escuche de ustedes. Ahora estamos realizando la campaña Peru antitaurino y recolectando firmas desde hace mas de un año (convocamos a muchas entidades, solo algunas se unieron y ya hemos presentado 7000 al Congreso) ¿Sabias que ya existe un proyecto para prohibir las corridas de toros en el Peru?que esta en lista de espera para ser debatido en la comision de educacion y cultura? Tenemos que hacer presión, no solo las entidades de proteccion a los animales sino cualquiera, sobre todo ustedes no te parece? Esperamos apoyen. Gracias.
Saludos.
Maria Eguiluz
www.alco2.org
www.alcoperu.org

J. Antonio dijo...

Totalmente de acuerdo con lo que usted dice, pero me gustaría preguntar ciertas dudas que siempre he tenido:

1º) Si pedimos la prohibición de los toros, ¿ Porqué no La Pesca y La Caza, las Pieles ?¿ Porqué los VERDES casi nunca se pronuncian sobre ello ?.

2º) Porqué estando tan claro el tema de los toros, ¿ Cómo puede ser que en los medios de comunicación aparezca en la sección de CULTURA ?.¿ Cómo puede ser que La Cultura siempre se haya sentido tan atraida por éste espectáculo ?. Y no cómo una plasmación de la realidad, sino que es desde la FASCINACIÓN.

3º)¿ Se puede considerar al TORO cómo un animal especial, desde el punto de vista genético ó algo ?, lo digo por sus reacciones. ¿ Porqué vuelve al sitio donde le castigan y no huye cómo otro animal?¿ Cómo embiste con tanta rectitud y nobleza si tanto dolor siente ?.

http://www.youtube.com/watch?v=9PvetCo4Rqk&mode=related&search=


http://www.youtube.com/watch?v=i_FHNqBRutk

Un saludo y gracias, estoy de acuerdo cómo le dije, excepto en el tema de La Cultura, donde sí que veo fascinación por la inmensa mayoría.

Noemí dijo...

Gracias, Paco, en mi nombre y el de todos los que defendemos la vida de otros seres y, siendo españoles concretamente, nos oponemos a la salvajada que unos pocos pretenden que nos "represente" allende nuestras fronteras.

Creo que la barbarie con la que esos pocos pero dañinos sádicos disfrutan está perdiendo argumentos a medida que avanza este tiempo que el ser humano tuvo que inventar para tener una referencia (humilde condición la nuestra...) y, desde luego, más aún tras tu escrito.

Gracias de nuevo, mucho ánimo para tí y para todos los que de una forma u otra intentáis (muy modestamente me incluyo, intento hacer todo lo que puedo y mas y aún así estoy a años luz de vuestra labor...) que esta humanidad nuestra, de aquí o de allá, tome conciencia y sea a cada minuto un poco mas respetuosa con sus semejantes.

Para mí los animales, todos, sin excepción, son Maestros, aunque sea solamente porque han venido a esta vida para ser ejemplo de "algo" y que así se nos "abra o ilumine" la conciencia a otros seres supuestamente "superiores", como teóricamente se nos designa a los humanos... Por no mencionar todas las muestras que nos brindan en cuanto a su enorme capacidad para perdonar, su fidelidad, su amor incondicional...

Empatía, es lo que hace falta inculcar en éste nuestro país, aparte de muchos otros valores que se han ido perdiendo...

Gracias de nuevo, recibe un fuerte abrazo lleno de luz,
(...releo y veo que ha tomado un tono "muy metafísico" mi agradecimento ; ) )

Noemí Gutierrez, Madrid

montse escartín dijo...

Querido Paco,

gracias por la capacidad de síntesis, de rigor, de utilización de la razón y no de las vísceras para defender unos argumentos obvios para los defensores de un trato ético a los animales; pero desgraciadamente ignorados por una gran mayoría.

Desde nuestra asociación, los profesores universitarios trabajamos en la misma línea, para intentar paliar la falta de una verdadera Ilustración en este país.


Montserrat Escartín Gual
Presidenta de AIUDA
Asociación Interuniversitaria para la Defensa de los Animales

Anónimo dijo...

Desgraciadamente desde la ignorancia más supina se considera cualquier ejemplo que no venga de EEUU, Canadá o países centrales de la UE como ajeno a este país y su historia. Pero si examinamos cuando y por qué se prohibieron las corridas de toros en ciertos países de América Latina, concretamente en el Cono Sur (ojo no es exactamente Sudamérica, repasad las lecciones de geografía universal sino Uruguay, Argentina y Chile) veríamos poderosas razones para oponernos a esa barbaridad y abrerración que representa el deplorable espectáculo.
Salud!
Un sudaca antitaurino

Anónimo dijo...

Felicitaciones para Paco y su brillante artículo, mi nombre es Rocío Castello y pertenezco a los Jóvenes Verdes del Partido Verde del Perú.
Creo que esta es una lucha para unirnos, porque estamos luchando contra intereses poderosos de empresarios taurinos y si ya estamos fomentando las dudas entre nosotros comenzamos mal.
Yo también puedo decir que nunca he escuchado sobre la organización ALCO, pero seguro que ustedes tienen las fotos y recursos que han mandado a las autoridades correspondientes para parar este circo aberrante que es la torotortura, pero desde ya no pongo en duda su lucha a pesar de no conocerlos tampoco.
Nosotros tenemos recursos, documentos, fotos, recortes periodísticos, videos de las luchas desde el año 1998 frente al Instituto Nacional de Cultura, frente al Congreso y otros que te lo pueden mostrar en nuestro local.
Pero nuestra organización no es una donde la lucha antitaurina sea un objetivo exclusivo.
Nosotros al ser una organización política ambientalista vamos mucho más que ello.
El artículo de Paco es muy bueno y esta página es para hablar y analizar no sólo su artículo sino lo que es la torotortura y si me explayo un poco de esto es porque encontré un comentario sobre el Partido Verde del Perú del cual yo también soy miembro y debido a mi juventud, de repente, me apasiono.
Un aporte a todos los que ven esta página y son de Perú y tenemos los mismos intereses en que ya no se sigan dando estos espectáculos tan abominables como es la tauromaquia y es que se contacten con la Dra. Flor de María Hurtado, ella es Abogada Ambientalista, Secretaria General del Partido Verde y una antitaurina también, estoy segura que ella gratuitamente podrá apoyar a todas las organizaciones que necesiten presentar recursos legales en este ámbito.
A la Dra. Flor de María Hurtado la pueden llamar a los teléfonos: 4462775 ó al 90198803 o buscarla en Porta Nº 643, Miraflores,Lima 18. Perú.
Reitero mis felicitaciones a Paco por su artículo de por qué los ecologistas estamos en contra de las corridas de toros.
Un abrazo a todos,
Rocío Castello
rociocastello@latinmail.com

Cecil dijo...

Es una verguenza que todavia existan estas atrocidades y que se empeñen en llamar arte o cultura..
Que distorcion de los conceptos tiene parte de la sociedad enferma que defiende esta salajada!!

No solo distorcionados los conceptos de arte y cultura,sino de MORAL que es mas grave aun.
DOnde estan nuestros gobernantes??que no tienen huev....acaso ,para prohibir algo tan sadico?

Basta ya!